Y la llamaron loca… por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO #EspañaenRetales

Corrió a refugiarse en los brazos de su padre como una niña desamparada,  sin percibir cómo la traición asomaba bajo su manto. Acompañada de sus dos hijos pequeños, Fernando y Catalina, albergó la esperanza de que el Rey Católico, que observaba la pendiente por la que su hija resbalaba sin asideros,  se hiciera cargo del lastre que marcaba su peregrinar.

Reina sin gobierno, desentendida de todo lo que no fuera la custodia del cadáver de su marido, se fundió en un abrazo con su padre, de esos que derriten el hielo, aferrándose a sus brazos como  un náufrago a un salvavidas. Dejó  su corazón reposar un instante, aunque fuera sólo una quimera.

Acariciando la cabeza de sus dos pequeños hijos, advirtió cómo el consuelo  se desvanecía día tras día entre sombras afiladas que se hundían en su corazón. Aquellos días oscuros, largos, tristes, marchitaron la esperanza de Juana, la privaron de su hijo Fernando, la abandonaron en la penumbra de un palacio que sería su última morada. Tordesillas, su último rincón,  testigo de intereses, felonías e ingratitudes; testigo de las llagas que encallecieron el corazón de una mujer enferma, abatida por los traqueteos de la vida, sepultada en una cárcel sin vida, incomprendida y ocultada, vilipendiada y esquilmada.

Y la llamaron loca…

 

España retales 4. Hijos de Juana la Loca y Felipe el Hermoso. Díptico flamenco, siglo XVI. Museo de Santa Cruz, Toledo
Hijos de Juana la Loca y Felipe el Hermoso. Díptico flamenco, siglo XVI. Museo de Santa Cruz, Toledo

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 84 entradas.

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *