Viernes 13

Los viernes que como hoy nacen numerados con el fatídico 13 llevan en la frente la mácula de la maldad. Cuentan que un viernes 13 de 1307, por orden de Felipe IV de Francia, un grupo de Caballeros Templarios fue apresado y llevado ante la Santa Inquisición. Las acusaciones eran variopintas: orgías homosexuales, orinarse y escupir en la cruz y herejía. Fueron condenados a la hoguera y asesinados sin miramientos.

Otras explicaciones apuntan a su poder económico y a las deudas que con ellos tenía el rey. Es lo mismo, la historia siempre ha envuelto en mentiras sus motivaciones, generalmente económicas, tal como Hegel y Marx dejaron bien claro hace siglo y medio.

Collafobia o friggaatriscaidecafobia se llama esta curiosa superstición que apuntala la mala fama de este maltrecho número desde los orígenes de la estupidez humana: la última cena de Jesucristo donde fueron 13, el capítulo 13 del Apocalipsis es el del anticristo y en el Tarot es el número de la muerte.

“El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos”, le dijo Rick a Ilsa en Casablanca. Y yo hoy digo lo mismo. Todo se derrumba de nuevo, cualquier seguridad ha pasado a mejor vida. Las brillantes pantallas de los observadores de los mercados, como en los juegos de póker online, marcan la velocidad y los grados de pendiente de los abismos hacia los que nos deslizamos sin freno ni control. Moody, Standard y Poors van al volante y les da igual el tamaño de la hostia que nos peguemos, llevan un airbag forrado de billetes que les permite estar siempre al volante en la próxima vuelta.

Los almendros pelados del invierno simbolizan con su pornográfica desnudez la ausencia de primavera en este mundo sin esperanza. Todas las certidumbres de mi niñez se han transformado en una cámara oscura y dentro de ella manos desconocidas me palpan por dentro. Siento sus dedos hurgando los ventrículos y aurículas de mi corazón.

Antonio Babío

Antonio Babío Ha publicado 31 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *