Un último Clínclín para TERESA DEL POZO, por Elena Silvela

Del segundo al quinto se subía y bajaba con facilidad. Hay ahora una distancia larguísima que tu alma, tan grande, generosa y brillante habrá recorrido ya una y mil veces, dejando diminutos rastros al paso.

Así te has ido, de pronto y muy joven. Todo en ti era original, y tu muerte, ya me temía yo, seguiría esa pauta. Esta revista, LasdosCastillas.net, ha perdido una lectora de lujo. Y yo, Elena Silvela, una amiga y vecina entrañable.

Hoy he ido a despedirte. Estaban todos ahí. Valientes, sonrientes como tú. Hemos dicho ese adiós eterno a una gran persona, con alma de artista y desbordante creatividad, ganas de vivir y coraje. Mirada luminosa, la sonrisa más grande y sincera del mundo. El carácter abierto, honesto, acogedor. El trato siempre amable, cercanísimo.

Del segundo al quinto ha habido siempre una distancia muy corta. Hoy me parece un abismo. El portal, punto de encuentro asiduo entre las dos, se convertía en un patio de alegría. Daba igual la hora -las cinco de la tarde o las seis de la madrugada-, siempre, siempre acabábamos enzarzadas en un intercambio cordial de anécdotas. Tu creatividad, mi risotada, tu cordialidad, mi sonrisa, tus ojos luminosos, mis cejas alzadas. Tu cariño, mi sorpresa.

Nada de lo que escriba sobre tu persona me va a parecer a tu altura. Jamás podré igualarte. Has sido siempre grande, especial, indiscutiblemente sobresaliente. No escribo todo ésto por alabar tus cualidades, que son muchas y muy grandes, sino por cómo me has tratado siempre. No quiero despedirme de ti, estoy deseando encontrarte en el ascensor. O sentada en la terraza esa que tantas carcajadas nos ha arrancado. Te he sisado para la ocasión la foto que te hizo Luis Gaspar con tu hijo. Decías que tenía alma. Ya lo creo. No hay imagen mejor para homenajearte.

Me acuerdo mucho de quienes dicen que es una tontería eso de que «Dios se lleva a los mejores». Escuchad cómo me río.

Del segundo al quinto hay… un rastro de cariño y luz eterna. Los del 42 te vamos a echar mucho de menos.

teresa del pozo y luis
Teresa del Pozo con su hijo. Fotografía de LUIS GASPAR

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 348 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.