Un nuevo tiempo – por DANIEL CARAVELLA

Se detuvo el tiempo
y ella se engalanó de perlas, flores,
y purpurinas de colores.
Destellaba como un cristal multicolor.
Aprovechó su tiempo, breve,
infinitamente breve,
para llenarse de luz al albur del no discurrir,
de la ausencia del tic tac incansable de la vida.
Se perfumó de rosas,
lavandas,
jazmines,
y recostó su cuerpo entre nenúfares,
que la envolvieron como crisálida a la espera de un nuevo tiempo.

 

 

 

Daniel Caravella

Daniel Caravella Ha publicado 132 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *