“Tres vidas de santos” de EDUARDO MENDOZA – Club de lectura LasdosCastillas.net

El menú (empecemos por lo fundamental) consistió en riquísima empanada, paleta ibérica de bellota que estaba para renegar del Islam o del judaísmo en su caso, empanadas de pollo que no se quedaban atrás y pan casero que acompañaba muy bien. De postre, deliciosos pasteles y una tatín de mango para abjurar del cristianismo un Viernes Santo, por eso del ayuno, digo. Rioja y albariño para soltar las lenguas y avivar nuestro sentido crítico.

El libro a leer y comentar fue “Tres vidas de santos” de Eduardo Mendoza, propuesto por Elena Armengot. Y aquí empieza lo difícil del asunto. ¿Qué se puede decir de un incontestable como Mendoza, sino incontestabilidades? Supongo que eso nos sucedió a todos. Hablamos por tanto de que a todos a una, mosqueteros de la literatura, nos encantó. De su estilo, de sus estilos más bien, diferentes en las tres historias narradas. De sus ironías y frases larguíiiiisimas, sin perderse ni perdernos. Del personaje abrupto y tierno de la primera historia, en su recorrido inverso hacia la santidad. Del final de la historia, abierto a interpretaciones, desde la versión criptorromántica, hasta el guiño hacia el lector, pasando por una sutil venganza de cuñada, que es lo que suponemos que en el fondo, mola más.

Del sinsentido del viajero vital de la segunda, espectador perdido de la vida, al que Mendoza, ambiguamente nombra santo. Pasa por el relato porque sí, un Mendoza entre absurdos, divertidos a veces. Por cierto, genial lo de la olla del poblado, insinuando que lo querían guisar.

También hablamos del cuentista escribidor, que diría Vargas Llosa, del tercero. Y de su admiradora, gordita y soñadora, la Fornillos. De la escritura como artificio, de la historia al servicio del estilo, del truco como fin, de la ilusión. De la sensación de estafar que hemos tenido y tenemos los que intentamos ir cosiendo palabras para embaucar ingenuos, aunque sea a modo de pasatiempo y afición.

Hablamos, en fin, de publicar estas crónicas de nuestras reuniones en la revista, con un prólogo/comentario de la persona que propone el libro. Elena, ¡¡a ello!!

La próxima reunión queda convocada el día 21 de diciembre, lunes, a las 20.00h, El libro propuesto es “Diario de una vida breve”, de Juan Manuel Silvela Sangro, propuesto por Elena Silvela.

Nota: Por ahora, no disponemos del prólogo/comentario/presentación de la persona que propuso el libro. En cuanto recibamos su texto, lo añadiremos aquí.

 

tres vidas de santos eduardo mendoza

Pilar Rubio

Pilar Rubio Ha publicado 58 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *