Tiempo – por ENRIQUE MARTÍNEZ RUIZ

Tiempo ¿por qué no te detienes?
Amaneceres radiantes,
que has cambiado muy pronto.
Atardeceres esponjando el alma,
borrados por la noche con su inmensa negrura.

Tiempo ¿por qué no te detienes?
Tu paso, implacable, convierte en efímeros
los más bellos recuerdos,
la tristeza nos invade
al no recuperar su presente.
Insensible a cuanto nos ocurre
inspiras sentimientos de inútil rebeldía.

Tiempo ¿por qué no te detienes?
Danos una tregua.
Por un momento siquiera,
déjanos disfrutar
sin pensar en el límite marcado.

Tiempo ¿por qué no te detienes?
Te llevas la felicidad, te llevas la tristeza,
sin inmutarte,
con la frialdad del glaciar,
sin querer darte cuenta
de tu deuda.
Aceptamos tu paso resignados,
impotentes.
Hemos admitido la caducidad de nuestra existencia.
¿Qué más quieres de nosotros?
¡Tiempo, detente y no fluyas!

 

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2681 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.