The Haden Triplets.- “The Haden Triplets”

De vez en cuando resulta divertido y estimulante ponerse a escuchar un álbum al azar de un grupo del que no conoces absolutamente de nada. Puede ser hasta mentalmente higiénico, pues nos obliga a salir de la zona de seguridad de la música que nos gusta y que nos crea un entorno confortable.

Siguiendo este tipo de ejercicio, he llegado hasta estas tres chicas que se hacen llamar The Haden Triplets y que este año que nace presentan su ópera prima homónima. Descienden de familia de músicos, The Haden Family, y están versadas en los sonidos del sur de los Estados Unidos, especialmente en el country y el bluegrass.

haden_triplets_the_haden_tripletsPor lo que confiesan las hermanas Haden, además de toda la vertiente de melodías blancas, su sensibilidad y formación musical la completaron sus padres haciéndoles escuchar de pequeñas el blues de excelencia de grandes divas como Billie Holiday o Nina Simone. Se puede decir que el trío domina todos los palos y eso se nota en el disco.

La gran baza de las Haden son las armonías vocales; realmente las tres voces se acoplan como una sola con una riqueza que probablemente solamente la genética puede garantizar. Los músicos que las acompañan son lo suficientemente solventes en el género tratado, quiero decir la música folclórica de los Estados Unidos, y según tengo entendido, la producción del CD corre a cargo del mismísimo Ry Cooder.

En general, los temas del disco se intentan alejar del country-pop más estandarizado y apuestan por los sonidos más auténticos, lo que es de agradecer, y de hecho cobran más interés las piezas más blueseras, como Memories of Mom and Dad, en donde el dobro aporta el sabor genuino del la tradición sureña, sonando bastante creíble. Destaca también la breve belleza del minimalismo desnudo de Billy Bee.

Básicamente, las tres chicas se vuelven mucho más interesantes cuando suenan a callejón nocturno y a tugurio, que cuando sus voces evocan el country de las verdes praderas bajo el sol radiante. Pero sólo es mi opinión, que conste.

En el disco predominan los tiempos medios, sin grandes concesiones a la variedad (todo hay que decirlo), y alguna que otra balada como Raining, que debo reconocer que el trío la borda.

Las hermanas Haden se aferran más a la tradición musical americana que otros conjuntos del mismo ramo, como pueden ser Tres Chicas y su CD de 2006 algo más “alternativo” Bloom, Red & the Ordinary Girl, pero tampoco parecen interesadas en ahondar demasiado en plan arqueológico en los acordes más primitivos del blues sureño o del folk de los Apalaches.

No obstante es un disco muy agradable de escuchar, aunque no me haya supuesto ese gran descubrimiento que esperamos siempre cuando escuchamos a un grupo nuevo.

 

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 841 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *