Te lo recuerdo, por MARÍA JOSÉ LARA – #escritos

El resentimiento se anquilosa ahí, en lo más profundo del ser, y va saliendo en forma de pildoritas de malas contestaciones, mal carácter y falta de cariño. No nos damos cuenta de la fricción que hacemos con la rutina hasta que llega al hueso. Ya no hay más carne; ya duele y rabia. Y ahí ya no hay marcha atrás. Los días pasan despacito; pesan como una losa. “Es lo que hay que hacer”, me digo. “Es lo que tienes que hacer y punto”. “Hay muchos que sufren más que tú”. Y esa obligación de estar agradecida por un día a día que me mata me hace sentir mal. Duele mucho. Pero la realidad está ahí; es reveladora. Saca sus dientes en una conversación, en unas ojeras que has intentado disimular, en una palabra que sale de lo más hondo  sin permiso. Porque te han enseñado a que tus sentimientos(más si son malos) no se noten ni se perciban. No llames la atención, sobre todo con las penas, porque parecerás una persona triste y eso no le gusta a nadie. ¿A quién le vas a gustar siendo negativa?, aunque la vida te haga serlo. Debes ser enérgica y optimista y ya reventarás en casa, cuando nadie de los que nada te importan te vea. Y ese ataque que te dará(porque te va a dar), pesará como una losa en tu espalda. Te sentirás culpable y pensarás cómo pudiste volverte tan sumamente loca. Porque tú no debes ser así, ni debes decir palabrotas, ni ser tan sincera, ni alzar tanto la voz. Aunque a la vez tienes que ser espabilada, no dejarte pisar y competir. Competir mucho para ser mejor que todas. Debes balancearte entre la rebeldía y la sumisión, un terreno solo elegido para mujeres como tú. Mientras te esfuerzas en eso acude a tu maravilloso trabajo, donde cada vez te pudres más. No olvides que además de trabajar debes aprender idiomas, viajar, valerte por ti misma, disfrutar de la vida, vivir al máximo y encontrar un novio. Porque sí, da igual que no hayas encontrado a nadie que te convenza. Da igual que no te guste mucho a veces, o que no soportes su forma de ser o que no sea tu tipo. Échate novio, porque si no, no estás completa. Y no te olvides de ser positiva. Y sonríe. Y no llores tanto que estás todo el día con la boca “espatarrá”. A la mínima que bajes la guardia te lo estaré recordando. Por cierto, come más fruta y menos chocolate; tienes mucha barriga.

 

flores lila intenso

María José Lara

María José Lara Ha publicado 3 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *