¿Te imaginas? – por BÁRBARA MONGE

¿Te imaginas que la luna fuera en realidad el pomo de una puerta y que al abrir, tras ella, estuviera, efectivamente, el paraíso?
¿Te imaginas que la luna sea la mirilla por la que los amantes, juntos, fantasean?
¿Te imaginas que la luna tuviera sabor a chocolate con menta y de ahí, los bocados que luce en ocasiones?
¿Te imaginas que la luna contara y cantara todo lo que sabe? 
¿Te imaginas que la luna sea en realidad, la lente con que la noche miope, nos lee sus cuentos porque está oscuro y no ve?
¿Te imaginas que la luna fuera esa caja inmensa donde se acomodan nuestros suspiros y por eso crece y crece?
¿Te imaginas que la luna no supiera bailar por tímida y esa es la razón por la que a veces sonríe distraída?
¿Te imaginas que la luna fuese una ficha perdida de la oca con la que juegan los dioses del Olimpo?
¿Te imaginas que la luna fuera el catalejo de un pirata que nos apunta desde Perseo preparado y listo para el abordaje?
¿Te imaginas que la luna sea ese pozo de los deseos por cumplir? Y por eso está allá arriba, muy alta, inalcanzable…?

Pero, seguro, que lo que no imaginas, es que la luna es la chincheta donde cuelgo todas las noches una nota donde te recuerdo que…

 

Un texto de Bárbara Monge.

luna
Foto: CÉSAR BABÍO

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2905 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *