Soy madridista ¿Pasa algo?

Soy madridista. Y a mucha honra. Por fin hemos ganado la Décima, que nos la merecemos. Pero, independientemente del hecho siempre me he preguntado ¿por qué soy madridista? No quiero, cual atlético, estar en esa deriva existencialista tan cuestionadora de todo propia de la afición rojiblanca, pero sí explicarme, si es posible, las razones de mi madridismo.

 Soy madridista porque es una identidad tan unida a mí que ni recuerdo el momento en que surgió. Es también un sentimiento, algo visceral, que toca lo más profundo de mí. Me emociona, me cautiva, me subyuga. Por eso no es racional, lo sé. ¿Y qué?

 Soy madridista por los valores que conlleva. Aparte de ese florentinismo edulcorado, lo cierto es que siempre hemos tenido a gala la lucha hasta el final, la entrega, el sacrificio, la búsqueda de la excelencia y la competitividad, con honor y sin desprecio del adversario, sino con respeto.

 Soy madridista porque es el equipo con mejor palmarés del mundo y eso es indudable.

 Soy madridista porque soy de Albacete y, aunque mi Albacete Balompié es también un gran equipo y viste también de blanco, sólo ha estado unos años en Primera División, en la gloriosa etapa de Benito Floro. En las provincias donde tenemos equipos así, siempre hemos buscado uno en Primera División al que seguir y mi elección fue el Real Madrid.

Soy madridista porque ha contado en sus filas con grandísimos jugadores. Raúl, sobre todo. El madridismo más puro. Pero también la elegancia de Zidane, el jugador total que fue Di Stéfano, la clase de Beckham, la locura de Guti, la potencia de Breitner, la Quinta del Buitre, Sergio Ramos, Amacio, la potencia defensiva de Camacho, Hierro, Pepe, Sanchís o Chendo, a locura goleadora de Gento y la loca carrera por la banda de Gordillo, la genialidad del Curro Romero del fútbol, el gran Guti, los goles de chilena de Hugo Sánchez, la santidad de Casillas, el mito de Juanito, la autoridad en el centro del campo de Laudrup, por Pirri, Puskas, Del Bosque…

Soy madridista porque el Real Madrid me ha hecho divertirme y disfrutar de un gran juego, que no siempre ha sido vistoso ni siempre ha ido al control de la pelota, pero que siempre ha sabido buscar la calidad y el buen juego. Y también porque me ha hecho sufrir, me ha decepcionado, me ha enfadado, pero siempre me ha hecho recuperar mi fe en él.

Soy madridista por los grandes personas con los que comparto esta pasión, como Vicky, Patricia, Juan Ramón y otros muchos.

Y, por último, también soy madridista por su afición. Es muy peculiar. Quiere siempre un juego de primera categoría, pero cuando tiene que criticar al equipo y silbarle, lo hace, siempre cuando no ve entrega en los jugadores. No en vano, un gran amigo mío, socio desde hace siglos, dice que la tribuna del Bernabéu es el tendido 7 de las Ventas, pero ampliado.

madridista

Juan Carlos Vivó

Juan Carlos Vivó Ha publicado 26 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *