Sólo palabras – por EVA MARÍA CASTILLO #escritos

Estabas agotado de inventarte historias donde siempre eran otros los valientes, los osados y enamorados. Historias con palabras nuevas de ilusiones, palabras repletas de vida dejando un lugar para la dicha, palabras llenas de pensamientos, veladas de tristezas y de lamentos. Historias concluidas con final feliz, con destino incierto de deseos.

Te estabas acostumbrando a mirar la vida de reojo siempre quedándote fuera, libre de cualquier contratiempo que te obligue a enfrentar la mirada, esa que cuestiona, no fuera que saluden las vilezas, los complejos y los miedos.

Venciendo la soledad de las palabras en blanco llegaste hasta aquí sin pensar siquiera en asomarte, este mirar a lo profundo que en ocasiones da vértigo, sin intentar alcanzar el agua por temor a oír el sonido al chocar con el fondo, sin querer soltar la cuerda para no perder la cordura al verle de nuevo vacío, agotado en su bajada, sin rastro de agua en su subida, mejor así no sea que fuera amarga en lugar de fresca y clara. Pensaste de nuevo en inventar palabras:

“…Le esperó junto al pozo
donde un día se despedieron
en la espera de las promesas
olvidadas con las palabras
que no pronunciaron…
…Cuando se acercó al brocal
se le escapó de los labios su nombre
dejándole vacío el alma…”

Y sin quererlo dejaste de escribir sintiendo inalcanzable la historia, qué nombre, qué alma, qué promesas sin palabras. Percibiste inmenso tu vacío, como el vientre amargo del pozo. Luchaste una vez más para no reflejarte en la historia comenzada, para no enturbiarla y fuera aún más amarga. Lo mejor era reescribir palabras, tachaste, eran sólo palabras:

“… Esperaré junto al pozo
donde un día nos despedimos
recordando la promesa que nos hicimos…”

De nuevo palabras, tiene que haber algo más que palabras. Acariciaste suavemente la cuerda que comenzó a bajar en su camino lento y confiado. Escuchaste asombrado el sonido alegre del agua, atreviéndote a mirar, asomado en tu valentía, aliviado en tu angustia, deseando probar el agua clara con sabor a vida… y se escapó de los labios tu nombre llenándote de alivio el alma.

 

_20161120_232152

Eva María Castillo

Eva María Castillo Ha publicado 56 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *