Sobre los días festivos y domingos – por PEDRO PABLO MIRALLES

Parece que una parte importante de los domingos, en particular las tardes, suele hacerse densa y difícilmente soportable a mucha gente, a mí también. Cada uno ataca el asunto como sabe y puede. Por mi parte recurro a la lectura, la música, al paseo, a meditar, a quedar con algún amigo o familiar y en ocasiones ni con esas. Los domingos me pesan.

Me gustan los días festivos y soy de los que piensa que cuantos más en el calendario laboral mejor. Me es igual que sean festivos por motivos laicos o religiosos de cualquier confesión, cuantos más mejor, estoy convencido de que los días festivos no afectan a ese camelo de la productividad sino todo lo contrario, alegran la vida a cualquiera.

Pero lo de los domingos no, no los suelo llevar bien por monótonos y porque tienen una dosis de obligación y de imposición que no me gusta. Sugiero que se supriman los domingos y se sustituyan por un día festivo a la semana y que cada cual elija el que más le convenga e incluso si no lo disfruta que sea acumulable a largo del año.

Café, solo, en Ruan, Francia – Ilustración de Juan Lescure

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 168 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *