#Respirar por dentro, por EVA MARÍA CASTILLO

Estaba empezando a amanecer
y seguía temblando,
asomaba el sol lento
pausado, cansado, quieto
respirando profundo.

Pasaba rozando el aliento
y era imposible reconocerlo
silencioso, transparente, limpio
acostumbrado como estaba
siempre al desánimo.

Ésta vez le pilló por sorpresa
sin defensas, vacío, desarmado
y es que es así cuando llega
descoloca, desarma, desnuda,
en el deseo de que vuelva
y se repita, una y otra vez.

Sólo podía sonreír
aunque las lágrimas
se mezclen con la luz,
aun cuando sabía que no volvería
a hacerle #respirar por dentro.

Ansiaba que llegara de nuevo
sin disfraz, auténtico, único.
Se sentó a esperar y así se quedó
dormido, tranquilo, sereno
a que llegara a abrazarle y renovar la promesa que le hizo
porque le aseguró que volvería.

Podía ser la letra de una canción
pero prefirió dejarla en silencio
sonaba mejor así,
callada, solo suya, intensa
para conservarla dentro
como se guardan los grandes secretos
como se ocultan los sentimientos.

Sentía plenitud en la espera
del rayo de luz que le hiciera recordar cada instante
vivido, soñado, pensado,
ya no distinguía si había sido realidad o suspiro
pero de una cosa estaba seguro que seguía siendo suyo.

Mientras cerraba los ojos
entrevió que comenzaba de nuevo ese latido que reconocería
sin necesidad de oírlo
y se quedó sintiendo en su piel
el último rayo del amanecer antes
de que comenzara el día
que intuía sereno, azul, limpio.

Solo tenía que confiar en su voluntad de poder salir
a la espera de encontrarle
para renovar la seguridad
de que allí estaría alegre,
renovado, brillando en sus labios
el primer encuentro.

El intenso momento que le haría volver a respirar
y rescatarlo de ésta desazón
que le ahogaba en silencio
cruel, sin pausa, sin tiempo

Le consumía el anhelo de poder cambiar, de volar lejos,
llevándose solo lo que reconocía bello, sencillo, limpio de dolor y reproches
Era inútil desear el cielo, el viento, el atardecer.

Era imposible esperar el reflejo de su empeño en que cambiara de color y a pesar de ello encontrar renovado su deseo de continuar
y perseguir su sueño.

 

_20160421_150317

Eva María Castillo

Eva María Castillo Ha publicado 58 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *