Quedaron – por ANTONIO BIANQUI

Quedaron…
en el tiempo de los quietos,
dóciles, sumisos, callados,
y con la perdida bravura
del leal siervo ante su amo;
como viento que se consume
ante el abandono del aire,
y donde la razón se pierde
en confusos pensamientos que,
con la sentencia del tiempo
penan en la celda del olvido.

Y quedaron…
huyendo la tibieza de ellos
y escapándoseles el ánimo
de culminar el camino
que paso a paso fueron creando,
y que, aunque conocían su origen,
jamás atisbaron el final;
y como huérfana semilla,
quedaron en la frialdad de la nava
de inhóspito bosque perdido.
Y perdiéndose en la bruma
del mar de los misterios,
se oscurecen lentamente
entre la espuma de las olas
que ahogan su recuerdo.

Y quedando ellos,
como otros que quedaron
en el yacer de los ausentes,
quedo yo aquí…
en mi surcado camino
de dudas, creencia, reflexión
y polvoriento debate:
¿realmente quedaron,
o lo fui yo…?

 

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2840 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *