¿Qué es la muerte?

¿Qué es la muerte? Ah, sí, ya entiendo. La muerte se parece a la prima Cynthia. Aun antes de conocerla yo no pensaba más que en Cynthia. Además, en casa se hablaba de ella durante todas las comidas. Estaban tan impacientes por verla, y la abuela repetía: “Cynthia será nuestro rayo de sol”. Qué alegría el día que llegó. Traía regalos preciosos para todos y con su melena pelirroja, su vestido verde y sus ojos grises como las nubes se veía enseguida que había nacido en un país al que tú no irás nunca. La instalaron en la habitación más linda y podría haberse quedado ahí años y años, pero, un buen día, se acabó Cynthia. Se había ido sin decir nada. Como una ladrona. Al irse, se llevó a papá. Primero yo creí que era en broma, pero nunca volvieron. La abuela, como siempre, se hace la orgullosa, dice que no hay que extrañarlos y que lo mejor es dejarlos calaverear. Pero el abuelo le guarda rencor sobre todo a Cynthia. La llama con los nombres más raros y la otra noche gritó muy fuerte que era una puta. Una puta, ¿qué es una puta? A propósito, dime, la muerte, ¿también es una puta?

René Crevel.- “Babilonia”

 

 

ldc70

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2643 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *