Primera hoja del calendario – por MARIBEL MONTERO

Enero es un corso de aire comprimido,
arrastra nubes de hielo
sepultando bocas y jazmines anhelantes.
Su agua aceitosa se derrama
con la crueldad disuasoria de los castillos.
El tiempo hace el trabajo duro
la cara del enfermo luce un falso rosa
que esconde barro deshauciado.
Mes áspero, enero se desangra a la sombra
de un árbol pequeño;
su ritmo seco me acompaña como al pájaro emigrante
sin saber que soy pez que besa el acuario silencioso.
(Pero mi pánico es prisión al aire libre)

 

Las espinosas esquinas de este enero
tienen la osadía de las hojas muertas que ponen zancadillas en los parques
-la verdad cruda tiene las cúpulas imantadas
de las ciudades sumergidas-
Enero castiga con su blanca, su brutal boca sincera
de noche, la luna muda, íntegra
deshidratada
se desmaya en su palacio de cristal.
Algo ha tocado mi corazón
será el perfume de invernadero
el que alcanza a los caballos blancos de las baladas de amor.
¿Dónde quebró tu marfil?
Esa falla, reflujo de marea
oxigena tu reino frío.
En tu remanso frágil
en tu luna escarchada
¿seré feliz inútilmente?

 

Maribel Montero

Maribel Montero Ha publicado 22 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *