¿Por qué, Papá?

Llevaba toda su vida sin entender la razón por la cual ese día era especial. Pensaba y no lograba saber ni encontrar explicación alguna. Los dias pasaban uno detrás de otro más cuando llegaba esa fecha, un halo de alegría revoloteaba junto a él acompañándole. Los años fueron pasando. Sus días jugando en el barrio, allí donde soñaba con seguir los pasos de sus padres,su primer trabajo, el primer amor… y aquellos días sin faltar a su cita con él. Hoy lo ha entendido todo. Ha sido un dia de nervios, incluso miedo por lo que le llegaba, pero muy ilusionante. Esa misma sensación que le acompañó todos los años de su vida estaba ahí y ahora cobraba vida con su llegada. Ahora se encontraba allí, delante suya, sin saber qué decir ni qué hacer, mirándole, viéndole dormír, pensando… así que eras tú… quien me hizo sentir así, quien me hacía sonreír todos esos dias, quien acompañaba mi vida desde que nací, cada año… Ahora lo entiendo todo, si… Y comprendió que nació para darle la vida. Que su único plan en este camino era tenerle a su lado. Que su vida cobraría sentido cuando ella llegara y que sólo lo había entendido cuando estuvo allí. Cerró los ojos y los vvolvió a abrir y ya habían pasado siete años. Siete años en los que su vida cobró un sentido que solo ella consiguió darle. Le hizo entender que lo que antes tuvo sólo fue una espera. La espera de un tiempo que siempre aguardó para una cosa. Vivir.
Ella le sonrió y él, simplemente, lo entendió todo.

“A todos aquellos y aquellas que un día tuvieron la oportunidad de sentirse padres”.

J. Javier Checa

J. Javier Checa Ha publicado 72 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *