Por encima de todo, por ELENA SILVELA #misescritos

Ya ha pasado. Ahora tiene todo el tiempo del mundo para dar rienda suelta a sus pensamientos. Necesita, lo primero de todo, poner en orden los hechos. Repasarlos una y otra vez. Al principio le aconsejaban, intentaban que cambiara de opinión. Que la enfermedad es muy dura y no tiene vuelta atrás. Que tras su muerte te vas a quedar hecho pedazos. El proceso acabará contigo. Salte de ahí.

Mira la tumba y deposita sobre ella las flores que ha traído por noveno día consecutivo. La enterraron con mucha ceremonia hace diez días y estos últimos nueve ha venido solo. Nadie, ni un alma -de las terrenas- ha aparecido desde entonces. Saca cada flor del ramillete, una a una, y las coloca cubriendo la lápida. Quizá el ritual le tranquilice. Habla con ella, ha adquirido esa costumbre desde el hospital, cuando ya la morfina les impedía la comunicación.

No me arrepiento de nada. Supongo que ya lo sabes. Claro. Desde allí se sabe todo. Se ve todo. No me arrepiento de haberme quedado a tu lado. Ni del tiempo que dicen que he perdido cuidando de ti. Ni de tenerte de la mano la noche entera. Noche tras noche. Ni de que te hayas llevado mi alma en tu viaje eterno y mis días sean ahora un simple eco en que el corazón late como ente autónomo, regando simplemente mi cuerpo. No me arrepiento de nada. Ni de mis lágrimas. Ni de mis puños crispados. Ni del dolor que reproduzco al recordar. Espero que en tu vida eterna haya un hueco para mí, porque en un futuro iré allí. Contigo. para agarrarte de la mano, esta vez para siempre.  

Edmond Charles Yon

 

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 348 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.