POP ROCK: Pixies – “Indie Cindy”

Casi un cuarto de siglo desde el lanzamiento de su último disco de estudio, Pixies han vuelto al estudio para grabar canciones originales. El producto es Indie Cindy, un CD compuesto de 12 temas que, aunque no alcanza las cotas de grandeza de los cuatro clásicos que constituyen las obras completas del grupo, demuestra que los tres pixies restantes están en buena forma, dado Kim Deal, la bajista original, no se ha unido al proyecto.

Pixies es una banda mítica que hizo de bisagra entre la música rock de la década de los ochenta y el grunge que nació a principios de la década siguiente. Por desgracia, no alcanzaron el conocimiento del gran público, a diferencia de grupos posteriores como Nirvana, pero su influencia es determinante para entender el rock ruidoso de los noventa.

El mismísimo Kurt Cobain reconoció en una ocasión que su afán al montar Nirvana era sonar como Pixies. Por otro lado, el camaleón David Bowie se refirió a ellos como “el mejor grupo de los ochenta” e incluso incluyó una versión de su tema Cactus en su CD de 2002 Heathen.

La banda Pixies estaba originalmente formada por cuatro personalidades tan pintorescas como creativas: Frank Black (que se hacía llamar Black Francis) a la guitarra y voz principal, Kim Deal al bajo y voz, Joey Santiago a la guitarra solista y David Lovering a la batería. A lo largo de cuatro álbumes consiguieron confeccionar un sonido entre brusco y melódico, y en cualquier caso subido de volumen, heredero del punk y del glam rock, pero con un aire completamente nuevo. Hay pocos grupos en la historia del rock que puedan presumir de poseer un sonido propio y perfectamente identificable con ellos, como pasa con Pixies.

Formados en 1986, las continuas fricciones entre los egos de Black y Deal condujeron gradualmente a la separación, oficialmente anunciada en 1993, aunque el último disco de estudio que grabaron, Trompe Le Monde, es de tres años antes. Cada miembro inició proyectos en solitario entre los que destacó la formación que creó Kim con su hermana Kelly, The Breeders, que consiguió cierto éxito con el tema Cannonball de su CD Last Splash.

Indie Cindy supone el regreso de Pixies, si bien Kim Deal no quiso a última hora sumarse a la aventura, aunque inicialmente había confirmado su participación. Se trata de un puñado de buenas canciones que evocan el “sonido pixie” clásico basado en la grandilocuencia, en la melodía de guitarras chirriantes y en un bajo imperioso y dominante.

No obstante no encontramos en esta obra ningún temazo de la talla de Where Is My Mind, Velouria, Wave Of Mutilation o Monkey Gone To Heaven, aquellas obras maestras que depositaron para siempre en la memoria de sus fans. No es que sea un disco malo, pero sencillamente no alcanza las cotas del pasado.

A pesar de todo es un CD que merece ser escuchado, especialmente Greens and Blues y Ring The Bell, que quizá sean los que más se acercan a los momentos de esplendor pasados de la banda. Destaca también el atractivo ritmo sólido de Another Toe In The Ocean y lo evocador de la electrónica que envuelve Andro Queen, que parece sacada de uno de los discos de Bowie de la pasada década.

En resumen, no está entre lo mejor de Pixies pero no deja de ser una obra más que digna de formar parte de la discografía de la banda.

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 806 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *