Pesadillas del Quijote – por ENRIQUE QUESADA #microrrelato

Rescatado el yelmo de Mambrino y tras cabalgar toda la tarde de él tocado, fuera menester que se le recalentaran de tal modo las seseras, que atormentado pasara la noche por pesadillas, entre sudores, ahogos y gritos, reviviendo en su sinrazón la afrenta vivida contra los desaforados gigantes de largos brazos.

 

46-pesadillas-del-quijote

Enrique Quesada

Enrique Quesada Ha publicado 15 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *