Panecillos revoltosos, por PEDRO PABLO MIRALLES #escritos

A todos nos ha pasado más de una vez, como a mí esta mañana. No dormí muy allá y me levanté algo desanimado por eso de que el trabajo no está para tirar cohetes y porque lo de los rifirrafes de la investidura, más teatrales que ajustados a la realidad de la calle, nos está cansando en exceso.

Pero ingenuo de mí, lo primero que hice fue disponerme a preparar un desayuno como cualquier día. Cuando estaba todo dispuesto sobre la mesa me senté con parsimonia, revolví el café con leche en la taza, tomé un sorbito de agua fresca, unté los dos panecillos tostados con mantequilla y les añadí una lámina generosa de mermelada por eso de contravenir a los galenos en algo, hoy nada de pequeños sacrificios.

Cogí con los dedos pulgar y corazón de la mano derecha el apetitoso panecillo, con intención de introducirlo en la taza de café con leche antes de comerlo y ¡zassss!, se escapó de los dedos como por arte de magia, con agilidad pegó un brincó, dio un salto circense en el aire, saltó y tropezó en mi pierna derecha y ¡¡¡plassssh!!!, fue a parar al suelo justo del lado que no debía, donde quedó pegado, aplastado en la baldosa, rebosante de mantequilla y mermelada como diciendo “esta vez no me comes”, eso sí, con aire un tanto desconfiado. Decidí dejarlo allí un buen rato hasta que terminase el desayuno que mal había empezado.

Con una sonrisa sarcástica fijé la mirada en el otro panecillo preparada igual que el anterior y después de pensarlo dos veces decidí atacar, esta vez con éxito, no sin antes cerciorarme de la justa presión de mis dedos para que no escapase. Se dejó comer comme il faut. Por hoy empate.

¿Por qué los panecillos revoltosos del desayuno siempre caen al suelo del lado que no deben? Pienso que normalmente lo hacen por nuestro bien, hoy para que pensemos en algo diferente al trabajo y al teatrillo de la investidura.

 

Panecillos revoltosos

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 201 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.