El siglo veinte corto – PABLO RODRÍGUEZ CANFRANC #soneto

“¿Cómo hay que explicar el siglo XX corto, es decir, los años transcurridos desde el estallido de la primera guerra mundial hasta el hundimiento de la URSS, que, como podemos apreciar retrospectivamente, constituyen un periodo histórico coherente que acaba de concluir?” Eric Hobsbawm. Historia del siglo XX Condensamos el siglo reducido entre el cielo rojizo…

7.- Conspiraciones – por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO #PrincesadeÉboli

Don Juan de Escobedo, el Verdinegro –apodo que reflejaba su carácter-, persona que fue de confianza de  los príncipes de Éboli, es propuesto para ocupar el cargo de secretario de don Juan de Austria, hermano del rey.  Un nombramiento en el que Antonio Pérez movió sus tentáculos, los alargó y envolvió a su presa. En…

Gol de México (God, please, bless America) – por ALEJANDRA MEZA

Los norteamericanos decretan God, bless America no como una plegaria sino como una sentencia: Dios bendice a América. Tras tres años de vivir en sus tierras aún trato de comprenderlo. Los partidos de soccer entre México y Estados Unidos conllevan siempre un carácter emocional, quizá porque compartimos una frontera, quizá porque el segundo es el refugio de millones de…

Ilusiones y crepúsculos – por RUBÉN LOZA AGUERREBERE

Bajo la alta luna transparente de aquellos atardeceres detrás de las colinas azuladas que diseñan el horizonte, en Minas, pequeña ciudad, aprendí que si uno sueña con los ojos abiertos puede salvarse de la soledad.  Y supe también que los crepúsculos, como las ilusiones, no son adornos del espíritu, son el espíritu. Mi amigo, el…

5.- La vida… – por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO #PrincesadeÉboli

El arsenal dispuesto, como si de una guerra se tratara. La seducción avanzaba sinuosa recorriendo recovecos, explorando cualquier rincón, escudriñando al milímetro el terreno. La princesa despliega su sensualidad, sus encantos atrapan  la voluntad del joven rey. Años de gloria en los que Ana se mueve en la Corte con destreza; años brillantes en la…

¡Tú puedes mi’ja! (God, please, bless America) – por ALEJANDRA MEZA

Los norteamericanos decretan God, bless America no como una plegaria sino como una sentencia: Dios bendice a América. Tras tres años de vivir en sus tierras aún trato de comprenderlo. ─Finalmente, ¿sabes jugar golf? ─, preguntó Normand, el dueño de la compañía. ─ No, señor ─, respondió mi esposo. ─Te aconsejo que aprendas a jugar,…