Noche de verano – por DANIEL HUERGA

Es tarde y te imagino ya dormida. Nunca te he visto dormir. Me gustaría. Pero no me hace falta. Te imagino acostada boca abajo, con la cara hacia la izquierda. Desnuda. Tapada con la sábana hasta la cintura. Respirando despacio. Te imagino como si hubiese dormido contigo toda mi vida. Y ahora que duermes, te miro a la luz de la noche de la calle, que entra por la ventana abierta de verano, y velo tu sueño. Las líneas de tu rostro se resaltan con las sombras amarillentas de las farolas, y te acaricio el pelo sin que te des cuenta. Y observo las aletas de tu nariz como se contraen en cada inspiración. Velo la paz de tu descanso y me das paz. Rozo con mis labios tu mejilla para no despertarte, en un gesto de darte las buenas noches, y me arrebujo a tu lado, mi brazo sobre tu espalda y mi cara sumergida en tu pelo. Serenidad. Es lo que siento a tu lado. Y cierro los ojos y sueño que estoy durmiendo contigo.

cuerpomujer

Daniel Huerga

Daniel Huerga Ha publicado 20 entradas.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *