No leas a Hitler

Anda frita estos días Mercedes, la librera de la Boutade, con el inicio del curso y los estudiantes haciendo fotos de puesto en puesto en el mercadillo de la Calle Feria.

– Estudiantes de primero, me dice, con el mandato de hacer un reportaje antropológico de lo que revenden los sevillanosTodos los años la misma martingala. El profesor ese puede ya empapelar la Maestranza con tanta foto como tiene.

Me los señala en medio de la bulla, apiñados frente a “La Cassette” que vende hasta vídeos Sistema BetaMax.

Casi no me atrevo a decirle que yo hoy vengo con @Jotahealer, que también empieza y que me lo traigo para buscar libros sobre el Holocausto.

– Tiene una asignatura sobre Hitler y el Nazismo, le explico.

De lado le mira Mercedes: ¿Solo es una asignatura o te lo vas a tomar en serio?.

@Jotahealer se ofende, que se tiene por serio y lo es. La asignatura la apruebo con los apuntes, no con más lecturas. ¿Tienes algo o no?.

– Para buscar“algo” te vas a “El Corte Inglés”, esto es “La Buotade” y hay mucho más. Mira en la sección de Memorias y Épicas, a ver qué te llama la atención.

Sin saberlo, @Jotahealer se enfrenta a su primer examen. Se lo murmuro, Es brava Mercedes, ojo con lo que pillas.

No necesita @Jotahealer mucha guía, ideas las tiene y claras, solo necesita convertir sus convicciones en razonamientos, darles el peso que sus intuiciones aún no tienen. Le miro separar los dos tomos de “Quiero dar testimonio hasta el final” de Klemperer que me conmocionó, no solo por lo que cuenta sino también por cómo me retrató:

“Los psicólogos de la próxima generación podrán investigarlo (el nazismo) con mucho interés: pero para mí no es un tema científico sino naufragio y desesperación”

Y espero que en la Universidad le enseñen a @Jotahealer a no analizar el Nazismo sino a identificar aquello que aún está vivo de aquel Horror, que no se pierda en las cifras e intente que poner nombres y caras a tantas víctimas.

Le recomiendo a Friedländer porque algún catedrático, perdido en la metodología de las ciencias históricas esas,  le criticó por “emocional” apuntando que la memoria es incompatible con la Historia.

– Por eso tienes que leer memorias y diarios – le digo- “El diario de Ana Frank” no es solo para adolescentes, léelo y olvídate de la película que solo sirvió para convencer a los americanos de la mentira de que habían hecho la guerra para liberar a los judíos.

El chaval carga también con “No solo Hitler” de Galletely  y con una novela “Badenheim 1939” de Appelfeld y ya le paro, que tiempo tendrá de seguir leyendo.

Me acerco a Mercedes, contento:

– ¿Ves Mercedes? El muchacho apunta maneras.

pero antes de que yo pueda evitar el desastre, @Jotahealer, lo provoca

– Tengo que leer “Mi lucha” ¿la tienes?

–  ¿No has entendido nada de las lecturas que llevas, zangolotino?

Y a punto está de despacharle como los antropólogos que se acercan cámara en mano, pero respira y sentencia:

– A Hitler no hay que leerle. Para saber qué pensaba, tienes a sus victimas.

boutade 2 luis casas

 

Luis Casas Luengo

Luis Casas Luengo Ha publicado 19 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *