Niña de nácar – por DANIEL CARAVELLA

Me rondas día y noche,
en un continuo girar.
Quién puede resistirse
a este continuo danzar,
y en el colmo de la locura
más te arrimas,
más me acunas.

Niña de la piel de nácar
no te hagas la cortés,
me rondas por Lorenzo,
él ilumina tu tez.

Sólo me queda el consuelo,
algo por lo que sufre él.
Te tengo a tiro de brazo,
el baile es conmigo,
él, desde lejos nos ve.

nina-de-nacar-1

Daniel Caravella

Daniel Caravella Ha publicado 135 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *