Nick Waterhouse – “Holly”

holly-cover-300

Este chaval gafapasta con pinta de despistado lleva tanto rhythm and blues en las venas como el mismísimo Keith Richards. Y es que Nick Waterhouse con sus escasas 27 primaveras muestra unos conocimientos muy superiores para su edad del rock´n´roll más negro.

Waterhouse ha desarrollado un soul de apariencia desnuda y primitiva que ya estaba presente en su primer disco de larga duración, Time´s All Gone, y que repite en el que nos ocupa, Holly, que acaba de lanzar en marzo de este año.

Ritmos tribales para una guitarra afilada, la de este californiano, que parece cercenar la melodía en cada solo. Aunque tiene pinta de buen chico, su aliento huele a alcoholazo y a beso de mujer fatal. Recuerda físicamente a otros gafotas egregios de la historia del rock, como Buddy Holly o Elvis Costello.

Nick Waterhouse reconoce que comenzó en esto de la música de adolescente como una forma de superar su timidez y su carácter introvertido. De acuerdo con su filosofía,  todo el que se dedica a la música intenta emular a algún ídolo -que en su caso se trata de Van Morrison-, y en ese camino te conviertes en algo. Pues si Waterhouse perseguía emular los sonidos del de Belfast, se ha pasado de lleno llegando hasta las raíces mismas del rock.

En Holly no hace concesiones de ningún tipo y se mantiene fiel a su sonido crudo y directo. Abre la obra High Tiding  que nos remite al Nick Cave más siniestro de Red Right Hand, canción con la que comparte, entre otros factores, el ritmo tenebroso y las intersecciones inquietantes de órgano.

This is a Game es el rocanrol que ha servido de base del vídeo promocional del disco, que acompaña este post, y en el que Waterhouse es apaleado por los matones de un tipo a cuya chica se ha insinuado desde el escenario.

Se muestra firme conocedor de los ritmos Motown, demostrándolo en It No. 3, y también se atreve a filtrear con el jazz en la sugerente Hands on the Clock. En el mismo tono pausado, en Let It Come Down reflexiona sobre lo inexorable del dolor (“If there’s gonna be rain tonight/Let it come down).

En suma, Nick Waterhouse no puede haber comenzado su carrera de forma más interesante, con los dos discos que tiene hasta la fecha, y habrá que seguirle de cerca para ver con qué nos sorprende en el futuro.

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 826 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *