MÚSICA ANTIGUA: Lutevoice –“Clear or Cloudy”

Lutevoice está compuesto por la soprano argentina Valeria Mignaco y por el laudista Alfonso Marín. Ambos se conocieron mientras cursaban estudios en el conservatorio de La Haya, y se especializaron en la música para laúd renacentista entre éste último y el conservatorio de Amsterdam.

El repertorio del dúo recorre, a través de los distintos programas que ponen en escena, una parte importante de la música para cuerda pulsada de la Europa del Cinquecento: desde las obras del inglés John Dowland a las frotolas italianas; desde los Airs de Cour franceses del Barroco temprano a la canción para vihuela española procedente de los libros de cifra.

El importante trabajo de investigación musicológica que han realizado a lo largo de sus carreras Marín y Mignaco queda patente, no sólo en lo exhaustivo de los estilos y formas musicales tratados por ellos, sino también (o mejor, sobre todo) en la capacidad que tienen sus interpretaciones para transmitirle al oyente el “sentir renacentista”.

Lutevoice publicó su primer CD en 2010, un excelente trabajo titulado Clear or Cloudy centrado en la obra de John Dowland y de compositores contemporáneos suyos como Francis Pilkington, Philip Rosseter, Michael Cavendish, Robert Jones, Thomas Campion y Robert Johnson.

El XVI fue el siglo del laúd a pesar de que este instrumento tenía ya un largo recorrido en Europa en los siglos precedentes. Su protagonismo en la música de la época es indiscutible, jugando el papel de liderazgo que posteriormente desempeñaría el clave y luego el pianoforte. Era un instrumento ágil en la interpretación, de entonación precisa y de una sonoridad limitada pero suficiente.

La Inglaterra renacentista tuvo como paradigma de composición musical el ayre, también llamada canción para laúd, a pesar de que igualmente se podía acompañar la voz con viola. La primera mención al ayre aparece en el libro del laudista John Dowland The First Booke of Songes or Ayres de 1597. Este género solamente estuvo de moda unos veinte años, dado que se cierra con el volumen de música de John Attey The First Booke of Ayres de 1622. John Dowland es probablemente uno de los músicos más emblemáticos de la Inglaterra del cambio del siglo XVI al XVII y la cabeza más visible del movimiento de compositores de canciones para laúd de las islas.

La diferencia más importante entre esta canción para laúd y el madrigal es la audibilidad de las palabras. La técnica contrapuntística del madrigal se basa en la repetición del texto por las distintas voces de forma que éstas se van superponiendo como capas enturbiando la escucha de las palabras; el ayre por el contrario permite que el auditorio escuche las palabras del texto que acompaña la melodía.

Clear or Cloudy nos ofrece un fresco de la música más subjetiva de la Inglaterra de finales del siglo XVI, aquella que hace gala de una mayor introspección en sus composiciones.

La soprano Valeria Mignaco es capaz de expresar la tristeza torturada de la obra más oscura de Dowland y a la vez el desenfado alegre de una pieza como When Laura Smiles de Philip Rosseter. Quizá esa ambivalencia renacentista está en su propia personalidad: su rostro combina una hermosa sonrisa abierta con una profunda melancolía en la mirada. Por su parte, Alfonso Marín aporta el contrapunto a la voz con la sobriedad de la cuerda desnuda, sin adornos ni acompañamientos instrumentales.

Aparte de su valor académico como estudio de la música de la era isabelina, Clear or Cloudy es un bellísimo compendio de canciones ideales para disfrutar en la intimidad.

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 921 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.