MÚSICA ANTIGUA. Dolce Rima – “Al alba venid”

Dolce Rima es el proyecto musical de Julieta Viñas Arjona y de Paula Brieba del Rincón, soprano e intérprete de instrumentos de cuerda pulsada, respectivamente. Este dúo valenciano ha centrado su repertorio en la música renacentista española de los vihuelistas y en compositores del Seicento italiano.

Canto acompañado de vihuela en un caso y de tiorba en el otro. Y el hilo conductor del repertorio, el nexo que relaciona la música de esas dos épocas, es el amor, el dulce tormento que alabaron y denostaron con igual ímpetu los poetas del Renacimiento y del Barroco.

De esta forma, interpretan piezas de Pisador, Daza o Narváez, amén de otras anónimas del Cancionero Musical de Palacio, combinándolas con la dulzura y la pasión que encierran los acordes de obras de autores como Merula, Frescobaldi, Barbara Strozzi o el mismísimo Monteverdi.

No obstante, el primer disco que ha lanzado Dolce Rima se ha limitado a la faceta centrada en la España del Renacimiento. Tiempo habrá, espero, de sacar un segundo centrado en los autores barrocos italianos que cuente con el protagonismo de la tiorba de Paula.

Al alba venid es una recopilación de canciones de amor del siglo XVI, algunas procedentes de los cancioneros, otras firmadas por vihuelistas como Pisador o Narváez, que reflejan el sentir de la mujer enamorada, como afirma Josefina Martos Peregrín, que firma el texto de presentación de la obra.

MG_8997-1500x999

El resultado es, por raro que parezca tratándose de música antigua, un sonido moderno. No es que hayan perpetrado una chapuza new age, ni que hayan metido arreglos modernos en las piezas. Realmente suena a música del siglo XVI, pero hay algo familiar en ella, algo que la convierte en atractiva para el oído del siglo XXI.

En un tracklist que se nos antoja breve podemos escuchar Si la noche haze escura, Para que´s dama tanto quereros y Decidle al caballero de Diego Pisador, junto con una deliciosa interpretación de Falai miña amor de Luis de Milán, además de las Diferencias de Guárdame esas vacas de Narváez. Completan el conjunto Nunca más verán mis ojos del también vihuelista Estebán Daza y una serie de temas procedentes del Cancionero de Palacio.

Generalmente la música antigua requiere de un “entrenamiento” para ser asimilada por el público moderno, o eso creíamos, y sin embargo, Dolce Rima hace que nos suene grata y cercana, no vetusta y polvorienta. Supongo que es lo que afirmaba hace poco Jordi Savall: “No existe una música antigua. Las partituras son antiguas pero al ejecutarlas se hacen vivas”. Y Paula y Julieta saben devolverlas a la vida.

Este CD se puede adquirir en la página web de Dolce Rima.

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 799 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *