Me pierdo en el atardecer – por PEDRO PABLO MIRALLES

Llevamos unos días en que hace un tiempo precioso, realmente primaveral e inicio mis tareas y rutinas de esta estación del año que de pronto se convertirá en verano con el correspondiente calor seco madrileño hasta que llegue el 21 de junio. Por esas fechas la gente habrá empezado a quejarse del calor, cuando del clima de cada estación no deberíamos quejarnos sino disfrutarlo siempre.

Entre esas actividades he dedicado bastante tiempo a arreglar mi querido jardín de la terraza tranvía. La verdad es que este año estaba bastante dañado por los fríos, pero para mi gusto, posibilidades y entender ha quedado decente y en un par de semanas se podrán apreciar mejor los resultados de mi trabajo de jardinero.

Atardecer. Me siento en una de las sillas de la terraza de tal forma que evito ver el bloque de enfrente que no tiene mayor interés. En mi horizonte se vislumbran ya algunas copas de árboles, un cielo azul atemperado por pequeños algodonosos cirros y difusos cúmulos que no amenazan tormenta ni lluvia. Se puede escuchar el canto alegre de algunas aves.

De esta guisa me pierdo en el tiempo y en el pensamiento y cuando me percato que la luz del día se está atenuando, miro el reloj y han pasado cincuenta minutos. No tengo la menor duda de que este descanso es lo mejor que he hecho y haré en el día de hoy.

 

Dibujo de Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 171 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *