Más de lo mismo: aprovechar el tiempo o perderlo – por PEDRO PABLO MIRALLES

Recapacitar sobre un simple detalle, por obvio que parezca, basta para ponerse a escribir aunque solo sean unas breves líneas. Así, cuando hablas con un amigo por el simple hecho de comunicarte vis a vis, por teléfono o mediante señales de humo, que todo vale cuando se trata de un amigo o familiar/amigo, se disfruta y aprovecha el tiempo.

Pero cuánto tiempo se pierde si con el que uno habla se hace circunstancialmente o por cumplido sabiendo de antemano que no es ni va a ser nunca amigo ni amigo/familiar. Aun así, en ocasiones es inevitable e incluso puede resultar saludable y se comprueba que hay gente buena en todas partes, suelen ser discretas y poco habladoras, a veces casi silentes pero en cualquier caso con sonrisa y amabilidad.

Por ello no se debe caer ese el tópico consistente en que con el tiempo solo van quedando pocos amigos de verdad y los demás son simples conocidos. Y en ese sentido, es curioso que conforme se van cumpliendo años, la muerte de amigos importa mucho pero más importa que uno sigue vivo. En esas circunstancias se tiene la sensación de que la vida hay que seguir viviéndola y aprovechar bien el tiempo con el recuerdo y la lección de los que iniciaron el viaje final, como si no supiéramos que todos haremos tarde o temprano ese desplazamiento al infinito.

Pero volviendo al principio, cuántas veces no es más que tiempo perdido mantener comunicación con quienes no aportan nada a la amistad porque solo piensan en ellos y en sus variopintos intereses que nada tienen que ver con los nuestros. ¡Para eso no estamos aquí!

 

Sacra Capilla de El Salvador, Úbeda, Jaén.

 

 

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 187 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *