Luz

Vi venir el dilema de muy lejos. Al principio, la tormenta parecía bastante gris, aunque muy lejana. A media que se acercaba, los nubarrones tornaban ya tan negros que no podía obviarlos. Decidí que había que poner un cartel de “Basta Ya”. Un final que pareció súbito. Sí, fue súbito, pero por perentoriedad y por necesidad. El proceso de duelo que vino a continuación era previsible.  No recuerdo si muy largo. Sé que los días transcurrían en guardia, acechantes, temerosos de una represalia tuya. En cualquier momento. Podía sentir tu rabia en mi cogote. Una rabia tan visceral que no podía escapar de mi conciencia ni de mis venas. La escuchaba como en sones de tambor, incesante. Empecé a tranquilizarme cuando, pasado el tiempo, descubrí que seguías teniendo maldad. Maldad gratuita. Yo ya no estaba como diana, pero tu maldad ahí seguía, alimentándose como ave carroñera, alimentándose de tu ansia de venganza.

Ahora ya puedo decírtelo. Tu egolatrismo egoísta que redundaba en un infinito que siempre revertía en ti, unido a esa falta de conmiseración que tanto te delata, me conmovieron. De tal modo me conmovieron que salí corriendo. Una estampida. Literalmente, corrí como alma que lleva el diablo. Luego pasó el tiempo y paré en mi carrera. No de golpe, poco a poco. Cuándo llegó ese momento, no lo recuerdo exactamente. Pero se hizo la luz en mí. Toda persona sabe reconocer cuándo ha llegado el tiempo de mirar atrás sin temor. Mirar y observar, para comprobar que las decisiones fueron las correctas. Mi huída lo fue, ahora lo sé. No es objeto de orgullo, pero me tranquiliza mucho verificar que no estaba profundamente equivocada. Desconozco si mi Karma estará más satisfecho o no con este movimiento, pero no me importa. Será lo que tenga que ser. Mi vida ha cambiado y ahora no tiene nada que ver con la tuya. Esa es mi decisión. No puedo apartarme de mi faceta de superviviente. Sería como arrancarme mi propia piel.

paisajes_colombianos_
Paisaje colombiano

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 338 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *