“Los odiosos ocho”, por FERNANDO REVIRIEGO #cine #crítica

No defrauda Tarantino en su nueva película, con formato Western, con la que ha vuelto a obtener la nominación al mejor guión en los Óscar de este año, un premio y una categoría que no suele dársele nada mal, pues ya lo obtuvo con la anterior “Django desencadenado” y la estupenda “Pulp fiction”; entre medias de ambas “Malditos bastardos” también estuvo nominada en esa categoría aunque en esa ocasión sin éxito.  

Una película ambientada en los años posteriores de la Guerra de secesión americana con las heridas todavía frescas y abiertas y donde ocho personajes, a cada cual más duro, complejo y odioso, quedan encerrados en un refugio, la Mercería de Minnie (pobre Minnie.. por cierto), durante un terrible temporal de nieve.

Varios cazarecompensas, una prisionera en su camino a la horca, un futuro Sheriff, un General confederado, un verdugo… Y violencia, mucha violencia..

Con estupendos actores, muchos de ellos habituales de Tarantino como Samuel L. Jackson (“Pulp fiction”, “Jackie Brown” o “Django desencadenado”), en el papel del mayor Marquis Warren, ahora cazarecompensas, con un peculiar sentido de la justicia (el surrealismo de la escena en que se venga del hijo de un General sureño no tiene desperdicio, aunque nos separa del personaje que vehicula película). O como Michael Madsen (“Reservoir dogs” y “Kill Bill”), el vaquero Joe Gage, de la banda Domergue. O Tim Roth (“Reservoir Dogs” y “Pulp fiction”), el Verdugo Oswaldo Mobray.

También un magnífico Kurt Russell (que actuara también en su momento en la menos conocida “Death Proof”) como John Ruth, un cazarecompensas, que probablemente nunca se vuelva a dejar invitar a un café cargado en su vida. Y Bruce Dern, en el papel del General Confederado Sanford Smither, y Walton Goggins, en el de Sheriff, que también estuvieron en  “Django desencadenado”.

Y por supuesto una espléndida Jennifer Jason Leigh.

Aunque parece complicado, a la vista de algunas de las otras candidatas, lo cierto es que esta actriz en su papel como Daisy Domergue,  merecería el Oscar (en su primera nominación) aunque sólo fuera por todo lo sufrido durante la película, especialmente en la parte final con su “bonito baile”.

El último odioso de los ocho, Demian Bichir, en el papel de Bob, el mexicano.

Tras el baile, un momento para la reconciliación entre norteños y confederados, al hilo, como no, de la figura de Abraham Lincoln y su lucha contra la esclavitud. Aunque no parece que en ese momento de la película tengamos mucho espacio en el estómago para reflexionar sobre desigualdad, discriminación o la lucha por los derechos civiles…

Magníficos diálogos como siempre. Especialmente interesante para nosotros el del verdugo cuando reflexiona, ante la futura ejecutada, sobre la justicia, la justicia de masas y el desapasionamiento de los verdugos.

Aunque aquí.. verdugos.. todos…

 

LOS-ODIOSOS-OCHO

Fernando Reviriego

Fernando Reviriego Ha publicado 35 entradas.

One comment

  1. Interesante comentario crítico de Fernando Reviriego “Sobre los odiosos ocho” de Tarantino.
    Después de leerle cualquiera se queda sin ver la película. Y ya veremos si es cierto eso del Oscar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *