Los Coronas – “El Extraño Viaje”

Todo el que haya seguido las aventuras de Los Coronas estos últimos años no se sorprenderá al escuchar su más reciente trabajo, el EP El Extraño Viaje. Lo digo porque el que haya estado en contacto con el sonido y los conceptos que maneja este quinteto no se sorprenderá al escuchar una versión de Corazón contento, ese clásico tema pizpireto popularizado por Marisol, pasado por el tamiz de la guitarra surf de Duanne Eddy.

 Y es que Los Coronas, que según se definen ellos hacen “Surf Music Spanish Style”, parece que se hubiesen propuesto ir un soleado día a las playas de Malibú, y que por una extraña conjunción de los hados, hubieran aparecido con sus tablas de surf en el almeriense Desierto de Tabernas, por el toque spaguetti western de sus melodías. Los agujeros de gusano no son ajenos al rock…

Extraño viaje

 Partiendo de los esquemas de las música instrumental playera de los 60, y siguiendo el ejemplo de gente como Link Wray o Dick Dale, estos madrileños llevan más de veinte años haciendo melodías con reverb guitarrero. Y sí, siempre experimentando, como cuando hicieron la fusión sin absorción de bandas temporal con los vallisoletanos Arizona Baby, que dio como resultados geniales el directo Dos bandas y un destino y el primer CD de estudio del grupo híbrido Corizonas, The News Today, o como el trabajo que nos ocupa.

Los Coronas son David Krahe (guitarra), Fernando Pardo (guitarra), que comparte militancia entre esta banda y los míticos Sex Museum, Javi Vacas (bajo), Roberto Lozano (batería), más la trompeta del ucraniano Yevhen Riechkalov, que aporta al “Corona Sound” ese toque entre mariachi y de gitano de la cabra.

 El Extraño Viaje es una mezcla de versiones tan pintoresca como divertidas resultan en su ejecución. Abre el conjunto una magnífica revisión del clásico de Triana En el lago, cantada por Jairo Zavala (Depedro), con un tempo que acelera la lenta cadencia moruna del original. El otro tema cantado del disco es Vete ya de la chilena Cecilia (no confundir con la del ramito de violetas de acá), aquí interpretado por Eilen Jewell.

 La parte instrumental del EP incluye estándares tan dispares como Paint It Black de los Stones y Corazón contento. Menos conocida es la versión que realizan del tema Big Swell de la banda australiana The Atlantics.

 El disco se completa con un grato experimento: la fusión de Knights of Cydonia de Muse con el clásico del surf rock Telstar, el instrumental compuesto por The Tornadoes como homenaje al primer satélite de telecomunicaciones que se puso en órbita.

 En suma, se trata de un trabajo muy agradable e interesante de escuchar de una de las bandas más inquietas e hiperactivas del panorama musical hispano, que por cierto, acaba de realizar una gira de 13 conciertos por Australia. Y según mis cálculos, este 2014 les toca lanzar un nuevo álbum de Corizonas. Se ve que no se pueden estar quietos…

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 791 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *