Los amores de Will (XXVIII): la conjura del día y de la noche

Este soneto es temáticamente continuación del anterior: el poeta está lejos de su amado y la noche y el día se conjuran para torturarle.

Sonnet XXVIII
How can I then return in happy plight,
That am debarred the benefit of rest?
When day’s oppression is not eas’d by night,
But day by night and night by day oppressed,
And each, though enemies to either’s reign,
Do in consent shake hands to torture me,
The one by toil, the other to complain
How far I toil, still farther off from thee.
I tell the day, to please him thou art bright,
And dost him grace when clouds do blot the heaven:
So flatter I the swart-complexion’d night,
When sparkling stars twire not thou gild’st the even.
But day doth daily draw my sorrows longer,
And night doth nightly make grief’s length seem stronger.

Soneto XXVIII
¿Cómo puedo entonces volver con buen ánimo,
al haber sido privado del beneficio del descanso?
¿Si la presión de la jornada no se relaja por la noche,
sino que la noche oprime al día y el día a la noche?
Y ambos, aunque mutuos enemigos de sus respectivos reinos,
se ponen de acuerdo, estrechando sus manos, para torturarme;
el uno mediante el trabajo, la otra protestando
por lo lejos que trabajo, siempre tan alejado de ti.
Le digo al día, para complacerle, que tú eres radiante,
y que le favoreces cuando las nubes emborronan el cielo:
igualmente adulo a la noche de oscuro rostro,
cuando las centelleantes estrellas no parpadean, tú iluminas el ocaso.
Pero el día diariamente alarga mis penares,
y la noche nocturnamente hace que la fuerza de mi pena parezca mayor.

Traducción personal de Pablo Rodríguez Canfranc

DSC_1510

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 921 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.