Los amores de Will (LXXII): no podrás demostrar que haya nada valioso en mí

Otro soneto en el que el poeta manda su autoestima a recoger cebollinos. Peor aún que el anterior en el sentido de que se humilla todavía más pensando que él es algo sin valor que no merece ser recordado por la posteridad. Yo apuesto a que esto es un ejercicio de estilo; no me creo que el Shakespeare triunfante y glorioso de esa época del cambio de siglo -empresario, escritor, actor-, se tuviese en tan poco frente a un estúpido joven noble ocioso, cuyo nombre ni ha llegado hasta nuestra época. La caída de la cabeza de Carlos I en 1649 y el varapalo de la Revolución no les vino mal a esa panda de haraganes engreídos para establecer una toma de tierra. Lo malo es que los cretinos puritanos del gobierno republicano la tomaron con las artes y, entre otras cosas, derribaron The Globe.

Sonnet LXXII
O! lest the world should task you to recite
What merit lived in me, that you should love
After my death,–dear love, forget me quite,
For you in me can nothing worthy prove.
Unless you would devise some virtuous lie,
To do more for me than mine own desert,
And hang more praise upon deceased I
Than niggard truth would willingly impart:
O! lest your true love may seem false in this
That you for love speak well of me untrue,
My name be buried where my body is,
And live no more to shame nor me nor you.
For I am shamed by that which I bring forth,
And so should you, to love things nothing worth.

Soneto LXXII
Oh, a menos que el mundo te ordenase recitar
los méritos que habitaban en mí y que tú amabas,
tras mi muerte – querido amor, olvídame,
porque no podrás demostrar que haya nada valioso en mí.
A no ser que inventes alguna mentira piadosa
para hacer más por mí que mis propios méritos
y colgar más alabanzas sobre mi yo extinto
que las que esté dispuesta a contar la verdad mezquina:
oh, para que tu sincero amante no sea mal recordado
y por amor te veas obligado a mentir hablando bien de mí,
que mi nombre sea enterrado junto con mi cuerpo
y que no sobreviva para avergonzarnos ni a mí ni a ti,
porque yo me avergüenzo de mis creaciones
y tú también deberías hacerlo de amar aquello sin valor.

Shakespeare Statue Lincoln Park Chicago IL 7/7/09 LPC
Shakespeare Statue Lincoln Park Chicago IL 7/7/09 LPC

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 833 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *