Los amores de Will (LI): cuando vuelva hacia ti correré

El viaje de Shakespeare que le aleja del joven continúa, pero no critica a su caballo por ir demasiado lento dado que cada milla le separa de su amor. Será en cambio criticable la lentitud de su montura a la vuelta pues le retrasará el reencuentro. Resultan un poco confusos los versos del 9 al 14.

Sonnet LI
Thus can my love excuse the slow offence
Of my dull bearer when from thee I speed:
From where thou art why should I haste me thence?
Till I return, of posting is no need.
O! what excuse will my poor beast then find,
When swift extremity can seem but slow?
Then should I spur, though mounted on the wind,
In winged speed no motion shall I know,
Then can no horse with my desire keep pace.
Therefore desire, (of perfect’st love being made)
Shall neigh, no dull flesh, in his fiery race;
But love, for love, thus shall excuse my jade-
Since from thee going, he went wilful-slow,
Towards thee I’ll run, and give him leave to go.

Soneto LI
Por eso mi amor puede perdonar la ofensa de lentitud
de mi apagado porteador, cuando de ti me alejo:
¿por qué me debería alejar con premura de donde tú estás?
Hasta mi retorno, las postas no son necesarias.
¡Oh! ¿Qué excusa alegará mi pobre bestia entonces
cuando la rapidez extrema parezca lenta?
Entonces deberé espolear, aun cabalgando sobre el viento,
pues aún con alas corriendo me parecerá estar parado
y ningún caballo podrá de mi deseo seguir el paso.
De esta manera el deseo (construido del amor perfecto)
relinchará (al no ser de triste carne) en su fiera carrera;
pero el amor, por amor a mi penco podrá perdonar;
pues al alejarme de ti fue deliberadamente lento,
cuando vuelva hacia ti correré y le dejaré hacer.

2015-04-08 08.59.04

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 894 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *