Los amores de Will (CXXII): utilizar un anexo para recordarte implicaría importar en mí el olvido

El Soneto 122 hace alusión a un cuaderno, no sabemos si físico o simbólico, en el que el poeta guarda el recuerdo de su amor. Sin embargo, al final considera que esos recuerdos deben estar en su mente y no en anexos.

Sonnet CXXII
Thy gift, thy tables, are within my brain
Full charactered with lasting memory,
Which shall above that idle rank remain,
Beyond all date, even to eternity:
Or, at the least, so long as brain and heart
Have faculty by nature to subsist;
Till each to razed oblivion yield his part
Of thee, thy record never can be missed.
That poor retention could not so much hold,
Nor need I tallies thy dear love to score;
Therefore to give them from me was I bold,
To trust those tables that receive thee more:
To keep an adjunct to remember thee
Were to import forgetfulness in me.

Soneto CXXII
Tu regalo, tu cuaderno de apuntes, está en mi cerebro
completamente escrito en la memoria longeva,
y permanecerá por encima de los temas triviales,
más allá de cualquier fecha, incluso hasta la eternidad:
o, como poco, tanto como el cerebro y el corazón
mantengan su facultad natural de subsistir;
hasta que los dos, reducidos al olvido, entreguen
su recuerdo de ti, tus registros no se podrán perder.
Ese pobre contenedor, tu cuaderno, no tiene capacidad,
ni yo necesito apuntar la cuenta de tu querido amor;
por ello me sentí orgulloso de que me lo dieras
para poder confiar en aquel otro registro que más te acoge:
utilizar un anexo para recordarte
implicaría importar en mí el olvido.

Traducción personal de Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 840 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *