Los amores de Will (CXX): tu ofensa se convierte en una cuota

Continuamos la serie de sonetos sobre la traición de Shakespeare hacia su amante, en este caso ya sin excusas y recordándole que él también fue infiel en el pasado.

Sonnet CXX
That you were once unkind befriends me now,
And for that sorrow, which I then did feel,
Needs must I under my transgression bow,
Unless my nerves were brass or hammer’d steel.
For if you were by my unkindness shaken,
As I by yours, you’ve passed a hell of time;
And I, a tyrant, have no leisure taken
To weigh how once I suffered in your crime.
O! that our night of woe might have remembered
My deepest sense, how hard true sorrow hits,
And soon to you, as you to me, then tendered
The humble salve, which wounded bosoms fits!
But that your trespass now becomes a fee;
Mine ransoms yours, and yours must ransom me.

Soneto CXX
El que una vez te mostrases desagradecido me agrada ahora,
y por ese dolor que experimenté entonces
debo inclinarme ante mi transgresión presente
a no ser que mis nervios fuesen de latón o de acero.
Porque si te ha afectado mi desagradable comportamiento,
como a mí me paso por el tuyo, has tenido que atravesar un infierno,
y yo, el tirano, no he descansado considerando
lo mucho que una vez sufrí por tu culpa.
¡Oh, que nuestra noche triste me haya recordado
sentimientos profundos sobre lo fuerte que golpea el dolor,
pronto a ti como antaño a mí, para luego ser aliviado
con la pomada de la humildad que cura el corazón herido!
Ahora tu ofensa se convierte en una cuota;
la mía paga a la tuya, y la tuya debe pagar la mía.

Traducción personal de Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 834 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *