Los amores de Will (CXLVIII): los ojos del amor no son tan fiables como los de los hombres

Continúa el poeta debatiéndose entre lo que le dicta su corazón, su pasión por la Dama Oscura, y lo que recomiendan la razón y los sentidos.

Sonnet CXLVIII
O me! what eyes hath Love put in my head,
Which have no correspondence with true sight;
Or, if they have, where is my judgment fled,
That censures falsely what they see aright?
If that be fair whereon my false eyes dote,
What means the world to say it is not so?
If it be not, then love doth well denote
Love’s eye is not so true as all men’s: no,
How can it? O! how can Love’s eye be true,
That is so vexed with watching and with tears?
No marvel then, though I mistake my view;
The sun itself sees not, till heaven clears.
O cunning Love! with tears thou keep’st me blind,
Lest eyes well-seeing thy foul faults should find.

Soneto CXLVIII
¡Ay de mí! ¿Qué ojos ha puesto Amor en mi cabeza
que no son fieles a la visión verdadera,
o, si lo son, a dónde ha huido mi juicio
que falsamente censura lo que ellos perciben correctamente?
¿Si es hermoso lo que mis falsos ojos adoran,
por qué se empeña el mundo en decir que no es así?
Si no es así, entonces mi amor bien demuestra
que los ojos del amor no son tan fiables como los de los hombres: no,
¿cómo habrían de serlo? Oh, ¿cómo podría ser fiel la visión de Amor
cuando está tan irritada por la vista y por las lágrimas?
No es raro entonces que yo confunda lo que veo;
el mismísimo sol no ve hasta que se aclara el cielo.
¡Oh Amor engañoso! Con lágrimas me mantienes a ciegas
para que los ojos de buena vista tus sucias faltas no descubran.

Traducción personal de Pablo Rodríguez Canfranc

User comments

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 895 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *