Lo que me encanta es lo que soy: española – por ELENA SILVELA

Me encantan las palabras. Me encantan los perros. También los patos. Me gusta coleccionar pequeñas casitas y las fotos melancólicas de antiguos trenes de vapor, quizá eternamente asociados a oportunidades que uno deja pasar.

Me encanta Madrid, la ciudad en la que vivo y la que me vio nacer. La vida en ella, el trajín, sus cielos en invierno, el otoño en El Retiro, la forma de vivir, de disfrutar, de aprovechar las horas.

Me encanta España. No, mejor, soy España. Quiero decir, soy de sangre española y me siento orgullosa de España; no por ser un sentimiento que haya desarrollado conductualmente, no. Soy española y siento orgullo de ello por simple naturaleza. Viene prendido en mi código genético y se hace patente en muchas ocasiones. Me gusta la bandera de mi país, sus colores, el sentimiento español, la creatividad, el empuje, el entusiasmo, el lenguaje castellano, infinitamente rico y complejo.

Soy española, de sangre profunda y arraigada. Arraigada como una niña consentida. Cada vez que salgo de España, estoy deseando volver. Cada vez, piso el aeropuerto de Barajas de vuelta con enorme satisfacción. Con alegría de hallarme por fin, de nuevo, en mi país. Me gustan los españoles, alegres, amigables, animosos, nobles, variopintos, entrañables y hospitalarios. Me considero una privilegiada por vivir en España. El estilo de vida; los españoles somos grandes conocedores de lo que es vivir bien. Exprimimos como nadie el día y la noche, el sol y la luna, la montaña y el mar, el viento y las mareas, la lluvia. La cultura y el ocio. Las copas, las cenas y las celebraciones. Exprimimos el humor genuinamente. Nadie nos gana en ingenio y ganas de disfrutar.

Soy española. Eso es lo primero. Luego ya soy madrileña. Porque Madrid es una ciudad española, una de ellas. También podría haber nacido en Barcelona y sería aún más cosmopolita de lo que soy ahora y disfrutaría asiduamente del mar y de la vecina costa del sur de Francia. Pero seguiría siendo primero española. Porque lo que me diferencia del resto del mundo es España, mi país, ese que define la nacionalidad que defiendo en el extranjero. A nadie le importa en Londres si soy de Madrid o de Guadalajara. Quieren saber mi nacionalidad, dato que doy con mucha dignidad y una enorme sonrisa. I’m Spanish.

P.D. No puedo entenderlo.

humberto campos castillas amapolas
Campos de Castilla – Fotografía de HUMBERTO YBARRA

 

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 348 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.