Las siete Awalim (Fragmento) – por DORY CEES

De todas las manos que danzaron en mi cuerpo, solo un par recuerdo, esas manos escribanas y poetas, cuántos versos hay en mi espalda que nunca escucharé, cuantos huellas de su miel preciosa entre mis pechos, ahora ciegos y sordos, apretados con el lino blanco, que sujeta su decadencia y memoria.
De todas las manos solo un par  esperaba cada noche y cada amanecer, cuantos besos y lágrimas perdí entre sus dedos finos y blancos, cuantas tardes cubrieron mis ojos, y dejaron su almizcle en mis párpados callados.
Estoy cansada pero aún respiro sin tormento, las piernas se tuercen pero caminan y no se quejan, es la hora que el bastón que fue de Gamuel mi padre, sea de apoyo y sostén , que aparte las piedras del camino que me espera. Yo, Serket, la que camina sola, he vivido y he amado, he perdonado y me otorgo el perdón, la paz está conmigo y los recuerdos endulzan el hambre del pasado.

Dory Cees

Dory Cees Ha publicado 32 entradas.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *