Las puertas del Tártaro – por FRANCISCO NAVARRO

El síndrome del sabio de Sinope le hace rebuscar en los contenedores, inquebrantablemente, a la hora de siesta, cuando no hay mucha gente por la calle, ni mucho género en los containeres. Hábilmente consigue mantener el depósito de basura medio volcado, metiendo el cuerpo dentro y hojarasqueando el contenido. Cuando acaba la tria levanta con trabajo el verde baúl y avanza al de la siguiente esquina, con el fruto de su rapiña en una bolsa del mercadona. Alguna vez, algún vecino piadoso, la ha tenido que sacar de algún cajón de desperdicios. Calza unas zapatillas de paño marrones, anda deslizándose y mirando siempre al frente, estirada. Quien ha pasado a su casa, cuenta que es peor que ver las puertas del Tártaro.

ladinesiglesia1

Francisco Navarro

Francisco Navarro Ha publicado 98 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *