Lágrimas – por DANIEL CARAVELLA

No vengáis con lloros,
olvidad el consuelo.
En qué costado estabais,
cuando caminaba sólo
y ella era mi aferro,
donde se anclaba mi alma,
donde yacían los sueños.

Dónde estaban las manos,
las del calor, las de compañía,
o simplemente las del silencio,
esos que cicatrizan por dentro.

No necesito compaña,
la suya sólo me basta.
A mí me quedan recuerdos,
sus caricias, sus besos.

Que no os queden las lágrimas
como único recuerdo.

Daniel Caravella

Daniel Caravella Ha publicado 135 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *