La tormenta – por GUILLERMO ESPINOSA

La tormenta
trae luz amarillenta
a través del cristal.
¿Quién no se ha detenido
nunca ante un destello?

Un tiesto de barro
con la tierra seca
y un palo clavado
oficia la ceremonia.
Como siempre
me asusta la tormenta,
tiemblo, espero nervioso
el siguiente destello.
Aquí viene.

Además, esta tormenta
trae subsaharianos flotando
con lo que los coches
se cubrirán
de inmigrantes ilegales.
Qué mas da,
vamos al autolavado y listo.
Como vallas fronterizas
acumulando polvo
que ha recorrido miles de kilómetros.
Quizás fuera al revés,
los inmigrantes en la frontera
saltando alambradas
y el polvo cabalgando
gotas de lluvia,
no lo se muy bien,
a quién le importa
¿verdad?
Solo es polvo…

Guillermo Espinosa

Guillermo Espinosa Ha publicado 8 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *