La sirena de los Uros peruanos – por CRISTINA LÓPEZ-SCHÜMMER

Lydia es una sirena de los Uros peruanos, “el pueblo del lago”, y vive en el agua. El Lago la acuna cuando duerme mecida en la cama de tallos de totora que comparte con sus padres y que su madre cubre con un tapiz de vivos colores, tejido por ella. La cama, que está protegida por su casita de paja -como la del cerdito que sopló el lobo feroz- descansa sobre un suelo blando construido con la misma planta. Todo en la isla es del color del trigo: su cama, su casa, su suelo. Todo es blando. Todo es suave. Y todo tiene una vida efímera. Lydia vive en una isla que flota mansamente sobre el agua del Lago Titicaca; una isla construida por sus padres raíz a raíz, rama a rama, tallo a tallo para cobijar a la familia. Lydia no sale casi nunca del agua porque el agua le da cobijo y le da alimento; pero ella sueña con ir a la escuela como su hermana Gladys. Gladys rema cada día durante dos horas para llegar a la escuela. Ya tiene 11 años.

los uros 3Gladys se seca las gruesas gotas de sudor que resbalan por la frente, toma aliento y sigue remando. No puede parar. Son las siete y media de la mañana y aún le falta media hora de camino para llegar a su escuela en la ciudad de Puno. Sus resecas manos oscuras agarran con fuerza los pulidos remos para aumentar la velocidad. Posa la mirada en la orilla, pero aún está lejos. El sol ilumina sus rojas mejillas encendidas. Ya ha pasado una hora y media y entonces me dice: “La primera vez que crucé el lago tenía seis años y ese día me perdí y mi padre tuvo que ir a buscarme.”

Lydia tiene 5 años y sueña con ir a la escuela como su hermana Gladys.

los uro 2

 

 

 

Cristina López-Schümmer

Cristina López-Schümmer Ha publicado 38 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *