La reedición más esperada, por ELENA SILVELA – #escritos

Evocar. Conmemorar. Poner la mente a trabajar, recuperando viejos y lejanos ecos familiares.

Recordar a los propios es acto necesario, pues pretender que somos y seremos en la vida sin diminuta semblanza de ellos es irreal. Básicamente.

Ensalzar a los antepasados, rendirles homenaje, enorgullecerse de quiénes fueron es un acto de culto noble. La prueba de fe de vida surge cuando secretamente deseamos que nuestro paso deje una huella similar a la de ellos, que en cierto modo lleguemos a su altura. Es entonces cuando estamos honrando con todas las letras. Ha de hacerse en una ceremonia solemne, aunque sea estrictamente privada, aunque sea para uno mismo. Porque honrar a los predecesores requiere desprenderse de lo propio para enaltecer lo antiguo, lo que un día fue el principio de nuestra sangre. No puede haber resquicio de vanagloria propia, ni de comparación.

diario de una vida breve2

Yo, Elena Silvela, en el día de hoy tengo la inmensa suerte de poder honrar a uno de mis antepasados con orgullo, no poca emoción y entusiasmo mientras repaso la prueba de maquetación de su libro. Que se reedita. Porque alguien se ha empeñado. Porque alguien le ha puesto el suficiente amor. En estas lides me hallo, con el borrador de la reedición, tesoro en paño de oro, pasando sus páginas cual si fueran antigüedades a punto de rasgarse, releyendo episodios que puede que lleve en mis venas, con los pelos erizados a ratos, las pupilas muy dilatadas en otros. Conteniendo la respiración en algunas frases. Recordando a muchos personajes de mi familia. Sonriendo con mi abuela. Abrazando a mi padre. En una ceremonia solemne.

Gracias, José. Gracias, Sergio.

IMG_1011 (1)

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 334 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *