La partida – por LOLA SÁNCHEZ LÁZARO #EspañaenRetales

De nombre Fernando, bregado en batallas, cerró los ojos definitivamente lejos del lugar que lo vio nacer.  Uno de los mejores navegantes de su tiempo, hidalgo luso, quizás de la villa de Sabrosa,  perdió la confianza de don Manuel el Afortunado dejando vagar su mente y  pasos hacia España. La tierra de las especias  era su sueño; la entrevista con Carlos I, su objetivo más inmediato.

El monarca, un joven de diecisiete años, con sueños de aventura y curioso por descubrir  mundo, accedió a la idea; expandiría sus dominios más allá del Nuevo Mundo. Se dejó mecer por aquellas ilusiones que a través de corrientes oceánicas,  no harían sino aumentar su gloria y poder, aunque la idea de alcanzar la Especiería por mares occidentales rompía la idea de que el continente americano se extendía sin ofrecer paso alguno.

Y así firmó las capitulaciones el 22 de marzo de 1518 en Valladolid. El boceto del viaje fue perfilándose hasta que su nitidez atrajo las miradas europeas. Especial cuidado se llevaría frente a los portugueses que, recelosos, advertían sobre el riesgo de tocar o descubrir tierras fuera de los límites castellanos.

Cinco naves al mando del portugués surcarían las aguas con destino a las especias.

Cinco naves que partieron de Sanlúcar de Barrameda  el 20 de septiembre de 1519 con 239  hombres a bordo; valerosos, duros y disciplinados.

Cinco naves cargadas de esperanza, sueños, tenacidad y valentía,  de dureza y disciplina, con una tripulación que dio cabida a españoles, portugueses, franceses, italianos, griegos, flamencos, alemanes, irlandeses, un inglés y un malayo.

Y les vieron partir, la emoción ahogada, incrédulos unos, esperanzados otros. La Trinidad,  capitana, rompías las aguas que acogieron sus vidas durante tanto tiempo.

Aquel portugués, pretencioso y desconfiado, agradeció que el salitre inundara cuerpos y mentes; el viaje comenzaba.

20150217185516
Fernando de Magallanes

Lola Sánchez Lázaro

Lola Sánchez Lázaro Ha publicado 58 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *