La madre – por ELENA SILVELA

La madre. Ella con mayúsculas. Qué importante es la madre. Madre sabia, infinita. Madre protectora. Mar embravecido. Azul negruzco. Madre protectora de buques a la deriva. Azul oscuro. Madre a quien se encomiendan antes de hacerse a la mar. Azul de medianoche. Madre eterna. Azul lapislázuli.

Así son las esculturas de Eskerri, fuerza viva de manos bilbaínas y de tonalidades marinas. Azul vasco de elegancia. Mujer de negro y oro y marejada de azul.

Su inspiración fue Medusa, la guardiana, la protectora. Un monstruo femenino que convertía en piedra a aquellos que la miraban fijamente a los ojos. Tan bella y tan fiera. Atenea sentía celos de la hermosa cabellera de Medusa, y por ello convirtió sus cabellos en serpientes.

La realidad de Eskerri es otra; son medusas de hierro forjado que no son mito. Elegantísimas.

Mis musas fluyen en las exposiciones de ARS COCO. Una suerte de magia.

 

Exposición de Eskerri. ARS COCO. Madrid.

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 345 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *