“La forma del agua” – por CRISTINA LÓPEZ-SCHÜMMER #cine #crítica

Es un homenaje al cine clásico; al cine mudo, con decorados dignos del cine de espías de los años 50, pero por encima de todo es un cuento. “La forma del agua” es un cuento de los de antes, de los de verdad; de los que me vuelven niña de nuevo. Una fábula en tonos azulados y verdosos que te atrapan y te envuelven y te acunan con una deliciosa banda sonora Y como ocurre en los cuentos, te debates entre la realidad y la fantasía; donde los monstruos marinos y las cenicientas mudas comparten un espacio irreal con la Guerra Fría, la soledad y la rutina, pero también con el amor y la amistad. Guillermo del Toro pinta con sensibilidad y sensualidad (¡riete de 50 Sombras de Grey en alguna de sus escenas!l) tanto la realidad que nos rodea: la discriminación racial, el sexismo, la violencia, la injusticia, el machismo como la exquisita, misteriosa, sincera y noble historia de amor entre un monstruo y una chica muda (¡menudo papel de Oscar el de Sally Hawkins en su papel de muda! ¡por Dios, si no dice ni mu en toda la película y sin embargo no deja de hablar!).

Salgo de un mundo de ensueño. Aun sigo flotando.

 

Cristina López-Schümmer

Cristina López-Schümmer Ha publicado 38 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *