La florista – por DANIEL HUERGA

La florista se pasea por la vida regalando flores y cobrando sonrisas. En el metro. En el descansillo de la escalera. En el ascensor. En el supermercado. En la calle.

En un instante, le arranca una sonrisa a cualquiera con el que se cruce. A un niño. A un anciano. A una mujer que pasea con su nieto. A un hombre que coge un yogur del estante refrigerado.

No sé dónde guarda las sonrisas. Creo que las necesita para poder respirar.

La florista lleva una flor en el pelo.

FLOR EN PELO (2)

Daniel Huerga

Daniel Huerga Ha publicado 20 entradas.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *